¿Acabará siendo Éric Zemmour el nuevo rostro de la derecha en Francia?

adm
0 0
Read Time:6 Minute, 21 Second

Zemmour se une a las muchas figuras atípicas que han aparecido en Europa como antídoto al statu quo dominado por el consenso socialdemócrata de la izquierda y la derecha políticamente correctas, ¿tendrá suficiente apoyo?

Nadie es profeta en su tierra; podemos leerlo en la Biblia y este dicho se ha comprobado unas cuantas veces en la historia. Actualmente, este adagio se está poniendo a prueba en Francia, ya que Éric Zemmour, inmigrante de segunda generación de ascendencia judía argelina, intenta convencer a los franceses de que sigan siendo franceses y obliguen a los que llegan a su país a asimilarse.

El escritor y experto en medios de comunicación, cada vez más popular, anunció su candidatura presidencial el 30 de noviembre, sorprendiendo solo a quienes no han seguido nada relacionado con la política mundial en la última década. Con ello, Zemmour se suma a las numerosas figuras atípicas que han aparecido en Europa como antídoto contra el statu quo dominado por los liberales y sus tibios compañeros de “centro-derecha”, que han dejado a muchas naciones inseguras, divididas y sin confianza en sí mismas.

El Viejo Continente atraviesa una crisis de identidad y dos grupos compiten por controlar su respuesta a la misma. El primero aboga por crear los mismos “grupos de víctimas” que se han creado al otro lado del Atlántico y que cuentan con el apoyo de Washington. El segundo grupo está formado por líderes como Orbán en Hungría o Morawieczki en Polonia, y se resiste abiertamente a la “wokezación de Europa”. Confinados en su mayoría en Europa central y oriental, ahora buscan encontrar un aliado fuerte en Europa occidental para formar una coalición más amplia de fuerzas nacionalistas y conservadoras.

Inicialmente, Matteo Salvini en Italia parecía llenar ese vacío, pero la dinámica de la política italiana y su ausencia en el reciente congreso de los partidos conservadores nacionales en Varsovia sugiere que podría no ser el candidato adecuado para este papel. Muchos en este grupo esperan ahora que Zemmour sea el que les dé un fuerte pilar occidental como futuro presidente. Su reciente visita a Budapest en septiembre para reunirse con Viktor Orbán y sus mensajes centrales indican una amplia coincidencia de ideas sobre el futuro del continente. Comparte su convicción de que la UE debe estar formada por una fuerte alianza de naciones en lugar de un crisol multicultural y sin alma.

Eric Zemmour - El American
¿Podrá Zemmour contar con suficiente apoyo en las elecciones de 2022? (EFE)

La cuestión del apoyo a la identidad nacional en un país como Francia, que cuenta con más de un 10% de inmigrantes -en gran parte musulmanes- que aumentan en 200.000 anualmente, es simplemente una cuestión de supervivencia. Los atentados terroristas de los últimos años, desde la masacre de Charlie Hebdo, pasando por la de Niza, hasta el brutal asesinato del padre Jacques Hamel o de Samuel Paty, son sólo la punta del iceberg de la crisis de identidad de Francia y de lo que está en juego. Aunque el terrorismo islámico es uno de los peores resultados de la política multicultural liberal de las últimas décadas, no es el que afecta a la vida cotidiana. El resultado más frecuente y cotidiano es la aparición de una “nueva Francia”.

En todo el país aumentan los barrios incontrolados en los que ni sus normas religiosas ni sus costumbres sociales recuerdan al visitante el país en el que se encuentra. Estas zonas, por su actitud y existencia, muestran hasta qué punto los residentes rechazan abiertamente (o algunos de ellos incluso desprecian) la “vieja Francia”. La brecha cada vez mayor de estos dos mundos es una prueba condenatoria del fracaso de los gobiernos anteriores y de las ideas de izquierda que han privado a una nación de sus raíces y de la capacidad de tener una visión sobre sí misma.

Zemmour, que se refiere a sí mismo como un “proyecto de asimilación exitoso”, rechaza el modelo multiculturalista y espera que los nuevos y antiguos inmigrantes en Francia se asimilen a la cultura francesa. Su movimiento político, llamado simbólicamente “Reconquista“, en referencia a la Reconquista española, cuando las fuerzas cristianas expulsaron a los gobernantes musulmanes de la península ibérica, puede sonar innecesariamente fuerte, pero según su discurso de anuncio, cree que los cambios radicales que se han producido en Francia requieren un enfoque directo:

“Se sienten como extranjeros en su propio país. Son exiliados internos. Durante mucho tiempo, ustedes creyeron que ser los únicos en ver, oír, pensar, dudar. Tenían miedo de decirlo. Se avergonzaban de sus sentimientos. Durante mucho tiempo, no se atrevieron a decir lo que estaban viendo, y sobre todo no se atrevieron a ver lo que estaban viendo. […] Francia ya no es Francia, y todo el mundo lo ve”. – A lo largo de su discurso de anuncio (publicado por primera vez en YouTube), Zemmour pintó un cuadro de una Francia plagada de delincuencia callejera y caos que necesita desesperadamente ser salvada. Recientemente, en una entrevista para The Spectator, dijo que “la inmigración es la guerra” e insistió en que no estaba incendiando Francia al hablar de este tema, sino que el país ya está ardiendo.

Aunque sus soluciones puedan diferir, ninguna persona en su sano juicio puede negar la tensión existente en Francia. Incluso los críticos de Zemmour están de acuerdo en que hay problemas que se han barrido bajo la alfombra. John Lichfield, veterano corresponsal de The Independent en París, dijo a El American que “la inmigración es un tema tenso y hay muchos problemas genuinos que a veces son ofuscados por la clase política”. Sin embargo, cree que Zemmour va más allá. “Su argumento central es que la inmigración no es un accidente o un hecho desafortunado de la vida, es parte de una política deliberada de las élites francesas/globalizadas para destruir la cultura y la identidad francesa”.

Independientemente de que la inmigración sea apoyada intencionadamente por los grupos políticos, las cifras demuestran que la sociedad francesa está cambiando radicalmente.

Anne-Elisabeth Moutet, columnista de The Telegraph en París, afirma que “la inmigración no es el mensaje central. Se trata de dar un destino a Francia. Ha dicho que da la mano a todos los musulmanes que quieran ser franceses primero”. Según Moutet, el mensaje de Zemmour se dirige más a la disminución de la identidad francesa que a los inmigrantes en general. Para Zemmour, los políticos franceses de hoy deben, como su héroe personal, el general De Gaulle, tener una “cierta idea de Francia” para dirigir el país.

Moutet insiste en que el hecho de que Zemmour no actúe como un tecnócrata le da ventaja sobre otra candidata de derechas, Marine Le Pen. Le Pen, a la que algunos llaman “el seguro de vida de Macron“, se enfrenta a una popularidad menguante, pero mantiene suficientes apoyos para dividir a la derecha e impedir la entrada de Zemmour en la segunda vuelta de las elecciones. Este escenario ayudaría sin duda a Macron, que es el arquetipo perfecto de tecnócrata europeo.

La popularidad de Zemmour, tras un rápido y radical ascenso, se estanca ahora en torno al 10-15%. Su verdadero reto será ampliar su campaña para pasar a la segunda vuelta y enfrentarse a Macron, cuya popularidad se ha vuelto bastante frágil. Si lo consigue, veremos si todo lo que afirma Zemmour sobre Francia, la migración, la asimilación y el declive de Europa son fantasías de un lunático radical o el legítimo retorno de una “vieja Francia” que, como sugiere el título de su reciente libro superventas, no ha dicho su última palabra.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Siguiente

¡FELIZ Y PRÓSPERO AÑO 2022, LLENO DE PAZ, AMOR, FELICIDAD, SALUD, DINERO... Y, SOBRE TODO, QUE LO URGENTE NO OS IMPIDA OCUPAROS DE LO MÁS IMPORTANTE!

Dice una antigua plegaria hebrea:“Que tus despertares te despierten. Y que al despertarte, el día que comienza te entusiasme. Y que jamas se transformen en rutinarios los rayos del sol que se filtran por tu ventana en cada nuevo amanecer.Y que tengas la lucidez de concentrarte y de rescatar lo […]